Entrevista a Anyer Blanco: “Esa no era la carrera que yo había elegido”

Anyer Blanco entró en la cárcel con 18 años siendo un estudiante de música y salió 6 años después convertido en un disidente. Fue condenado a prisión por desertar del Servicio Militar Activo y su acercamiento a la oposición tras las rejas provocó que no le redujeran ni un mes la pena. Su experiencia quizás pueda ayudarnos a comprender como funciona el Servicio Militar en Cuba, sobre el que se habla muy poco.

  1. Estuviste en la cárcel porque te negaste a cumplir el servicio militar obligatorio. No se oyen muchos casos de este tipo en Cuba. ¿Crees que se debe a que los jóvenes cubanos creen verdaderamente, como se puede leer en algunas páginas gubernamentales y en Juventud Rebelde, que “el Servicio Militar Activo no es en Cuba solo una obligación legal, sino un deber asumido consecuentemente y un orgullo“?

No es un secreto para nadie que los jóvenes cubanos son obligados a pasar por esta etapa de su juventud en Cuba. El Servicio Militar Activo (SMA) que antes se llamaba Servicio Militar Obligatorio se rige por una ley que obliga a cada cubano de 18 y 20 años a prestar sus servicios en las Fuerzs Armadas Revolucionarias (FAR). La prensa oficialista vende un discurso retocado al exterior pero la realidad es que muchos jóvenes no desean ni siquiera saber del asunto. Los jovenes reclutas (nombre que se le da a los jovenes enviados al SMA) son tratados como esclavos por un sueldo al mes de 15 pesos cubanos (unos 0,6 CUC). Además, tienen que soportar improperios, humillaciones, castigos injustos y hasta pasar hambre. Bajo estas condiciones dudo que algún joven cubano crea en el “orgullo“ que alega Juventud Rebelde.

  1. ¿Por qué no quisiste hacer el servivio militar?

Yo me había graduado de Instructor de Arte en la especialidad de Música en Cuba. En el primer año de la carrera se nos dijo que nosotros no pasariamos por el SMA pero que en cambio íbamos a realizar un Servicio Social durante 5 años en algún lugar designado por el Ministerio de Cultura. Sin embargo, antes de que me asignaran un lugar para hacer ese Servicio Social, me obligaron igualmente a ingresar en en SMA. Y entoces comenzó la humillacion, el hostigamiento, los trabajos forzados, y los 15 pesos cubanos al mes. Esa no era la carrera que yo habia escogido.

Anyer Blanco
Anyer Blanco
  1. ¿Entonces no te diron la oportunidad de hacer este servicio social alternativo? En la página de Defensa del gobierno se afirma que: „Todos los ciudadanos de sexo masculino deben cumplir el SMA por el plazo de dos años. El ministerio de las FAR puede disponer que este plazo sea conmutado con la prestación de dicho servicio en formas alternaticas, siempre que se garantice la preparación militar correspondiente“. Esto parece indicar que hay que hacer el servicio militar sí o sí…

Efectivamente. A mí no me dieron la opción de la que me hablaron. No estoy de acuerdo con que en un país el servicio militar sea oblogatorio. Creo en las versiones justas de los servicios militares de libre elección. Además, en el caso de Cuba es muy perverso porque se justifica con razones ecomómicas y la defensa de la revolución, como casi todo lo injusto que sucede en el país. Como has comentado, pretenden presentarlo no como una obligación sino como un orgullo.

  1. ¿De qué te acusaron exactamente? ¿Cuánto tiempo estuviste en la cárcel y por qué?

En mi caso yo decidi escapar de la unidad militar, harto de tanta podredumbre. Por desgracia, o más bien por inexperiencia y deseperacion, me lleve el fusil AKM-47 que me habian asignado en el puesto de guardia.Me sancionaron a 6 años de privación de libertad por Deserción y otro delitos militares.

  1. ¿Tuvo algo que ver esta circunstancia de ir a la cárcel con tu entrada en la oposición?

Sí. En la cárcel conocí a algunos prisioneros de conciencia del grupo de los 75. Uno de ellos, Luis Enrique Ferrer García, fue el que me abrió los ojos a la realidad de mi país. Como ya he comentado en varias ocasiones, fue mi primer maestro sobre libertad, democracia y derechos humanos. Luego él me puso en contacto con su familia, en especial con su hermano José Daniel Ferrer García, y junto con otros opositores fundamos la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU).

  1. ¿Qué significó para ti la estancia en la cárcel?

Para mí fue una etapa de crecimiento interior. Fueron los 6 años que dediqué a leer libros, a vencer mis miedos internos, fortalecer mi espíritu de lucha, a forjar un gran deseo de superación y sobre todo a pensar en mi futuro. Digamos que fue mi prueba de fuego, mi universidad para la vida.

  1. ¿Conoces a algún joven que, como tú, haya tenido problemas por no querer hacer el servicio militar?

Conozco a muchos. Algunos fingen patologias, se hacen heridas o buscan cualquier excusa para no ser enviados al SMA. Otros, cuando ya estan dentro de las unidades militares de las FAR, cometen alguna indisciplina , protestan o simplemente ocasionan algún daño para que les den de baja. El problema es que ha muchos acaban en cárceles militares. cárceles militares. A veces, al acabar el SMA, incluso tienen problemas para trabajar o continuar estudiando si así lo deciden.

  1. ¿Crees que hay alguna posibilidad de que el servicio militar deje de ser obligatorio pronto en Cuba?

No creo que el régimen actual elimine el SMA pues como ya te dije forma parte de la parafernalia del régimen y además constituye mano de obra barata para el gobierno.

Sin embargo, sí que creo en un cambio en Cuba, que traerá un país democrático donde se respeten los derechos humanos, incluido el derecho a no hacer el servicio militar. Puede que nos tome aún mucho más tiempo, pero muchos creemos en ese cambio.

 

 

 

 

 

 

 

Autor

Agnes Koleman has been traveling to Cuba since 1997. She is a big admirer of Cuban and Cuban people and hopes one day soon they will have a democratic government.

Leave a comment