Mi apoyo a Cubalex

Fue a finales de 2012 cuando oí por primera vez hablar de Cubalex. Un grupo de abogados independientes que presta asistencia jurídica gratuita a la sociedad civil, desvinculado de los bufetes colectivos, y que defiende a víctimas de abusos de derechos humanos en Cuba. ¿Así, sin más? ¿Sin tener problemas? Sonaba demasiado complicado…cubalex

Efectivamente sí que tenían problemas. Cuando llegué a la sede de Cubalex, que no era sino la casa de su directora, que hacia las veces de despacho, vivienda, centro de operaciones y refugio para tantos, me encontré con la siguiente respuesta: „acaban de detenerlos a todos y no sabemos cuándo los soltarán“. Desde ese momento, hace cuatro años ya, muchos han sido los mensajes y llamadas para preguntar por una detención, un robo, un registro o unas amenazas. Muchas han sido las veces que nos hemos preocupado y que fuera de Cuba comunicábamos unos con otros para asegurarnos de que estuviesen bien, para averiguar a quién habían amenazado esta vez y comprobar que no hubiese habido ningún problema tras un viaje.

Pero la mayoría de las veces los emails y las llamadas no han sido para preguntar por los problemas que enfrenta Cubalex como organización independiente en Cuba. Las llamadas han sido para preguntar sobre un caso, para consultar sobre la implementación de una ley cubana, para decirl que había recomendado a algún amigo que les llamase buscando consejo legal, para pedir que se hiciesen cargo de la situación de alguien más que tenía problemas, o para consultar si la Comisión Interamericana había otorgado las medidas cautelares que ellos habían solicitado a favor de algún otro grupo. También he mandado mails para felicitarles por la exitosa presentación de un informe sombra ante Naciones Unidas, para darles mi enhorabuena por ser invitados a una audiencia pública ante la Comisión Interamericana, o simplemente para saber cómo están, porque me preocupa la presión a la que son sometidos, y quiero que sepan que admiro y valoro su trabajo.

Este viernes la sede de Cubalex fue registrada por un operativo compuesto de policía, fiscalía, militares del Ministerio y oficiales de la Seguridad del Estado, Todos los miembros del equipo presentes en La Habana fueron detenidos y conducidos a una estación de policía. Este viernes de nuevo, y durante todo el fin de semana, he llamado a Cuba (a La Habana no, todos sus teléfonos fueron tumbados) para preguntar qué pasaba, por qué pasaba, y cómo estaban todos.

Ojalá la próxima vez que les llame sea para felicitarles por haberse registrado como asociación legal, para celebrar la continuación de su trabajo sin acoso ni presiones, asesorando a quienes lo necesitan. Ojalá la próxima vez que me acerque a su puerta, tenga la seguridad de saber que nadie estará detenido ni en riesgo, y que Laritza y su equipo encuentren un momento entre consulta y consulta para tomarse un café, y hablar de lo gratificante que es su trabajo ahora que son legales en Cuba.

Hasta entonces y deseando que ese día llegue muy pronto, quiero mandar todo mi apoyo al equipo, quiero recordarles que no están solos (quiero recordárselo a ellos y a quienes ejercen el miedo y el control) y quiero que sepan que lo que hacen tiene sentido, mucho, y que ayudan a mucha gente que no lo va a olvidar.

mujer-triste1

Miranda Fuertes is human rights defender focused on Cuba and based in Prague, Czech Republic