Editorial – S.O.S. MUJERES CUBANAS

A pesar de lo mucho que se habla de Cuba, de su situación política y social, y de los cambios que se están produciendo en la isla en los últimos años, poca o ninguna atención se presta la situación de las mujeres en el país, cuyos derechos humanos quedan eclipsados en aras de la lucha por una democracia que parece destinada sólo a los hombres. Sabemos que las Damas de Blanco desfilan cada domingo para reclamar sus derechos civiles pero, ¿por qué nunca protestan por la violencia y discriminación que sufren por el mero hecho de ser mujeres?

Portada de la revista
Portada de la revista

A diferencia de otros países de la región, como Nicaragua, donde los movimientos feministas han cobrado fuerza hasta el punto de ser concebidos como un factor fundamental en la lucha por los derechos humanos, en Cuba se ignora el potencial de las mujeres, víctimas de una sociedad fuertemente patriarcal, y el feminismo no forma parte del activismo democrático por la conquista de los derechos civiles y políticos. En la isla todavía se ignora que un verdadero cambio necesita del empoderamiento de la mujer, que las mujeres son al menos la mitad de la población, y sólo si recuperan los espacios que les han sido negados se podrá conseguir una sociedad verdaderamente libre.

Desde el acoso callejero, las actitudes paternalistas y posesivas de los hombres sobre sus parejas femeninas, a la vista de todos, hasta los casos de violencia machista, ocultos, que no son registrados y de los cuales el gobierno no proporciona ninguna cifra, no hace falta hacer una investigación profunda para entender que muchas mujeres en Cuba son víctimas de la violencia machista. Hay razones fundadas para pensar que si se revelara el número de mujeres asesinadas al año en Cuba, la cifra sería alarmante. La violencia machista es sin duda la manifestación más preocupante de la situación de la mujer en Cuba, a la cual esta revista dedica dos de sus artículos. El tercero, sin embargo, cuenta con palabras y fotos la vida de una mujer anciana atada a su creatividad. Más allá de la crudeza de las historias que cuentan, estos artículos y fotografías, todos realizados por mujeres cubanas, demuestran la fuerza de un colectivo al que le queda mucho por decir.

Aquí puedes descargar la revista S.O.S. MUJERES CUBANAS

Agnes Koleman

Agnes Koleman has been traveling to Cuba since 1997. She is a big admirer of Cuban and Cuban people and hopes one day soon they will have a democratic government.