Valor vs. Represión: Un activista cubano decide hablar públicamente en Bruselas y Praga

Niober Garcia Fournier no es un disidente conocido, ni alguien acostumbrado a viajar y dar discursos en las instituciones europeas. En su Guantánamo natal, a casi 1000 kilómetros de la capital, sufre regularmente la represión y marginación típicas de la zona oriental de Cuba. Su vida es el contacto diario con otros activistas de base. Detenciones, registros e intimidación por parte de las autoridades estatales no son algo extraordinario para él, sino una realidad a la que tiene que enfrentarse cada día.

Niober García Fournier (a la izquierda) durante una mesa redonda en el Parlamento Europeo.
Niober García Fournier (a la izquierda) durante una mesa redonda en el Parlamento Europeo.

Consciente de los riesgos, ha optado por un camino inusual: seguir siendo un activista de base, compartiendo las dificultades cotidianas y los riesgos de las personas que trabajan en ese nivel, y al mismo tiempo hablar públicamente, usando su propio nombre y mostrando su propia cara. Ha decidido no quedarse en un segundo plano y tomar las riendas de EYE on CUBA, una plataforma que monitorea y publica abusos de derechos humanos en la isla para informar al público de lo que realmente está sucediendo en Cuba.

García Fournier acaba de regresar de su primer gran viaje al extranjero en Bruselas y Praga. Su misión era clara: aumentar la conciencia del público europeo y llamar su atención sobre los últimos acontecimientos en Cuba. Dado que no es el tipo de individuo que la gente imagina como disidente cubano, su discurso despertó un mayor interés y atrajo la atención del público.

«Hoy en día hay en Guantánamo 21 puntos públicos de acceso Wi-Fi donde pagamos al menos 1,50 CUC (USD) por una hora de conexión. Sólo para tener una idea, los salarios en Cuba son de alrededor de 20 CUC (USD) al mes. Tener Internet en casa es un privilegio de los extranjeros residentes en Cuba y de algunas empresas. Para la gente local es simplemente ilegal. Si bien el acceso a Internet a través del Wi-Fi público ha mejorado desde 2015, es insuficiente si se tiene en cuenta que la provincia tiene una población de más de medio millón habitantes,» explicó Garcia Fournier en una conferencia internacional celebrada en Praga – Democracy in the Digital Age. «Durante la recolección y procesamiento de datos para EYE on CUBA, hay que trabajar con mucho cuidado y respetar la naturaleza sensible y el impacto que la publicación de este tipo de información puede llegar a tener. Esto implica el seguimiento de reglas básicas de seguridad digital como la encriptación de contenidos,» añadió Garcia Fournier.

Niober García (en el centro) durante un debbate del festival One World.
Niober García (en el centro) durante un debbate del festival One World.

“La relativa mejora en las relaciones de Cuba con EEUU  y la UE es en realidad una cortina que ha ayudado a  esconder la creciente represión contra la sociedad civil  cubana,» dijo García Fournier durante el debate en el  Parlamento Europeo Cuba One Year Later: at a  Crossroads in History. Aunque algunos consideran esta  declaración provocativa, para él describe la realidad  cotidiana que ha enfrentado desde la visita del  presidente Obama en marzo de 2016.

«¿Cómo consiguen los activistas en Guantánamo  difundir la información y llegar al público?» fue una de  las preguntas más frecuentes durante sus reuniones con miembros del Parlamento Europeo y representantes del Servicio Europeo de Acción Exterior. “El acceso a Internet es una necesidad para el proyecto EYE on CUBA y representa la única manera de proporcionar información actualizada sobre lo que sucede. Ser un defensor de los derechos humanos en Cuba a veces requiere una gran dosis de creatividad para encontrar la manera de acceder a Internet,» respondió  García Fournier con una sonrisa. «Usted es probablemente el primer cubano que ha sido capaz de formular coherentemente su posición. Cuanto más concretos sean sus comentarios, más se pueden utilizar como base para tomar ciertas medidas a nivel europeo, » comentó uno de los miembros checos del Parlamento Europeo, apreciando su trabajo.

Niober García posa con el diputado checo Ondřej Benešik.
Niober García posa con el diputado checo Ondřej Benešik.

Un acontecimiento cultural del viaje fue la participación en el festival de cine documental sobre derechos humanos One World, que se celebra cada año en Praga y Bruselas. García Fournier fue invitado como orador al debate público que siguió a la proyección de la película documental Transit Havana, que descubre la realidad cubana desde la perspectiva de las personas trans incorporadas al programa de Mariela Castro para apoyar los derechos de LGBT. «¿Cómo se compagina ser activista LGBT y al mismo tiempo apoyar un régimen que viola los derechos humanos sistemáticamente?» fue una de las primeras preguntas del público. Una cuestión difícil de responder que revela la esencia distorsionadda del actual régimen cubano.

Todas las reuniones y eventos a los que Niober García Fournier asistió tenían una cosa en común: demostraron que el público europeo quiere estar informado de lo que realmente está sucediendo en Cuba, y mucho más si existe la posibilidad de escuchar las historias de primera mano de alguien que tiene que enfrentarse a un gobierno diariamente para lograr los objetivos en los que cree.

Autor

Miranda Fuertes is human rights defender focused on Cuba and based in Prague, Czech Republic

Leave a comment